BÉSAME MUCHO

Nuestro espacio

"Bésame mucho" Cocina mexicana es un concepto único, creado ex profeso para el restaurante, la antojería y el bar del Pabellón de México en Expo Milán 2015. Son espacios con ambientes contemporáneos en los que se ofrecen platillos 100% mexicanos, compatibles con el paladar italiano e internacional.

El restaurante se ubica en la rampa 11 y tiene capacidad para 80 personas. El menú ha sido diseñado por un cónclave de 28 talentosos chefs mexicanos, muchos de ellos exitosos empresarios alrededor del mundo, con la finalidad de mostrar la variedad gastronómica de las diversas regiones de México.

Es posible beber un tradicional tequila, un buen mexcal o una cerveza mexicana en un pequeño bar localizado casi al nivel del restaurante, en la rampa 9.

El Restaurante y el pequeño bar tienen vistas panorámicas, ya que el Pabellón goza de una ubicación privilegiada, haciendo esquina con las dos principales avenidas: Decumano y Cardo.

Nuestra antojería se despliega en la rampa 1, junto al aceso del Pabellón. Para ésta la chef Elena Reygadas, premiada con Veuve Clicquot Latin America’s Best Female Chef 2014, ha creado un menú que combina los sabores italiano y mexicano.

Ver Galería de Fotos

Concepto

Durante la II Guerra Mundial las canciones románticas se convirtieron en el himno de esperanza de cientos de parejas que se tenían que separar mientras ellos iban a cumplir su misión. De allí que abundaran las famosas fotos de despedidas y reencuentros tomadas en lugares públicos con las parejas dándose apasionados besos.

A partir de 1946 el gobierno impulsa a Acapulco como desarrollo turístico, lanzándolo a la fama internacional. El puerto se convierte en la máxima referencia para la moda, el diseño y el glamour.

Hacia la década de los 50, los artesanos acapulqueños diseñaron un asiento para el calor de Acapulco. El resultado fue la silla Acapulco, un diseño fresco y elegante.

No es difícil pensar en una escena con Frank Sinatra frente a Elizabeth Taylor conversando en el Hotel Boca Chica, cuyo diseño de interiores, mobiliario y ambientación marcaron tendencia, posiblemente escuchando románticas interpretaciones musicales.

El restaurante no sólo refleja la identidad cultural, social e histórica del México de la época dorada, sino de su enriquecedora diversidad gastronómica, hoy considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Ver Clip video original

La palabra Mezcal se deriva del vocablo Nahuatl: Mexcallí

Metl = Maguey
Ixcalli = Cocido

El mezcal se obtiene de a partir de un largo y complejo proceso artesanal de cocimiento, fermentación y destilación del corazón del maguey.

Cada mezcal es único, su sabor está determinado por la especie de maguey, la tradición de la región donde se produce y la receta del maestro mezcalero a cargo.

Agave Karwinskii

Agave Americana

Agave Cupreata

Agave Angustifolia

Agave Potatorum

Agave Salmiana

Agave Marmorata

Agave Duranguensis

1– Cuidado del ecositema

Para asegurar la continuidad de la tradición mezcalera es indispensable cuidar el equilibrio natural, promover la reproducción de agaves silvestres, reforestar y cuidar de la fauna que poliniza los agaves.

2- Selección del maguey y afeitado

Se eligen únicamente agaves maduros, el tiempo de maduración de cada especie es diferente y va de los 8 a los 40 años.El afeitado consiste en cortar las largas pencas para extraer “el corazón” de la planta.

3-Horneado y cocimiento del maguey

Los corazones de agave (también llamados Piña) se hornean de 3 a 8 días bajo tierra en hornos de piedra volcánica para extraer los azúcares.

4- Molido del Maguey

El maguey cocido se muele para extraer el jugo y comenzar con el proceso de fermentación de los azúcares.

5- Fermentación

Es la etapa más larga del proceso, el jugo se deja fermentar de 8 a 15 días dependiendo el clima y la tradición de la región.

6- Destilación

Se lleva a cabo en un alambique, el calor provoca la evaporación del alcohol que al condensarse conformará el mezcal, esta destilación se hace en tres etapas, el maestro mezcalero decide que cantidad de mezcal de cada una de las etapas utilizará en la mezcla final.

1.Observa

Agita el mezcal para observar su transparencia, el perlado y su cuerpo o consistencia.

2-Siente

Toma un poco entre tus dedos índice y pulgar, siente la textura, esta puede ser áspera, aceitosa o seca, después pon Mezcal en la palma de la mano y frótala a modo de calentar y evaporar el alcohol, después acerca tus manos a la nariz para descubrir su aroma.

3-Huele

Descubre en el olor de tu manos el aroma a maguey ahumado, después huele el vaso en diferentes posiciones y mientras lo haces abre la boca para dejar entrar aire, siente cómo se intensifica el aroma e intenta encontrar recuerdos conectados a esos olores en tu memoria olfativa.

4-Saborea

El primero beso

Da un sorbo pequeño de Mezcal y pásalo por tu paladar, la lengua y toda la boca. Sigue oliendo el mezcal para que tu lengua comience a salivar y se prepare para un segundo trago.

El beso profundo

Da un sorbo más grande de mezcal y después levanta tu cabeza con suavidad haciendo que el mezcal pase poco a poco a tu garganta, trágalo muy lentamente.

El enamoramiento

Toma un trago de mezcal y después de que haya pasado por tu garganta respira profunda y lentamente aspirando por la boca y después exhala por la nariz. Siente cómo tu olfato y gusto se conectan descubriendo todos los aromas y sabores.

5- ¡Pide otro!